Este reloj inteligente de LG necesitará un parche extra para conseguirla.

Una de las nuevas características clave del Android Wear 5.1 es su habilidad para conectar los relojes inteligentes directamente a una Wi-Fi. Esto les permite recibir notificaciones y sincronizar las actividades entre tu teléfono y tu reloj sin que el teléfono esté cerca del dispositivo, siempre y cuando ambos mantengan una conexión activa a Internet. Esta facilidad no la disfrutábamos antes, ya que para recibir notificaciones en nuestro reloj este debía estar conectado a nuestro smartphone mediante Bluetooth.

Sin embargo, una de las mayores características de Android Wear 5.1 (o Android Wear 5.1.1 para el Moto 360, Sony Smartwatch 3 y Samsung Gear Live) no está disponible para todos: sólo unos pocos podrán disfrutar de ella. Hace unos días dudábamos de si el LG G Watch R sería uno de los afortunados, dado que su interior es básicamente el mismo que el del LG G Watch R Urbane y este ya viene con la capacidad Wi-Fi instalada de fábrica; pero acabamos de descubrir que no lo será. Al menos, no por el momento.

LG ha afirmado que el soporte Wi-Fi llegará dentro de un tiempo al LG G Watch R gracias de un parche, uno que está programado para salir a lo largo del tercer trimestre del año. Gracias a Androidworld hemos conseguido ver cuáles han sido los comentarios de la compañía al respecto:

“Se ha dado lugar a unas cuantas confusiones con respecto a los dispositivos wear de LG con la llegada de la última versión de Android Wear, que llegará a lo largo de esta semana. A pesar de lo que se ha dicho, la última versión de Android Wear no provee soporte Wi-Fi de manera automática a no ser que el dispositivo fuera diseñado con esta funcionalidad en su lugar en el momento de su venta.”

LG G Watch R

Según LG, el LG Wathc Urbane era el único que ya disponía de ello de fábrica, y para conseguir esta capacidad en el LG G Wathc R se necesitará un parche de mantenimiento que, según la misma compañía, no llegará antes de julio.

No hay comentarios

Dejar respuesta